domingo, 3 de noviembre de 2013

My feelings.

No siempre la culpa es del que lastima, algunas veces es culpa del que se deja lastimar. Si alguien te lastima una vez es su culpa, si lo hace dos, es la tuya, dice una frase.
Detesto ser tan sensible, si tuviera que cambiar algo de mí sería eso. Y no me refiero a una especie de autocompasión ni el típico 'todo el mundo me lastima, pobresita de mí'. NO. Y ojalá nunca escriba eso, porque caería en un nivel muy bajo.
No quiero ni  debo permitir que todo me afecte tanto. Y no es cuestión de orgullo, es valorarse, amarse un poco más y ser menos sensible a las palabras de los demás. Porque es mi corazón y quiero cuidarlo. Sé que a veces me cuesta, y otras quedo como una tonta, pero bueno, es la manera en que llevo las cosas, tal vez yo esté equivocada y nada de lo que hago o escribo acá es, en alguna manera, cierto. Pero algo que creo es que en los sentimientos no hay validez o invalidez, sino sólo que hay. Se siente o no se siente, y nadie puede juzgar los sentimientos de otro, o desvalorizarlos en manera alguna.
Ni siquiera sé cuanto sentido tiene este texto, pero necesito escribirlo, es mi desahogo.

1 comentario:

stay young dijo...

Ando con los mismos pensamientos!!
pero vamos que ya termina el año y el 2014 esperemos arrancarlo bien!
besitoss